Category: Internet

IP’s de PirateBay bloqueadas en Argentina

BloqueoTPB

 

Y… algún día tenía que pasar: las batallas legales en torno a la Neutralidad de la Red llegan a Sudamerica, con el bloqueo en argentina mediante una medida cautelar, de 256 IP’s en las que opera The Pirate Bay

A raíz de esto twittié la noticia que generó una pequeña polémica estilo, “esto no es violar la Neutralidad de la Red”, que me dejó perplejo.

Como resultado escribo este post y  pongo dos links sobre el tema.
Uno del anglomundo, para tener a mano un texto con la “cuasi-legitimidad” automática de lo anglo -Y es de Slate, ojo al gol

Y otro de mi enorme amigo, Versvs, que ya hablaba de las amenazas a la Neutralidad de la Red, en tiempos tan lejanos como 2008, cuando algunos ni siquiera habíamos oído nombrar el concepto.
Y dejo un pequeño extracto suyo:

Todas las promesas que Internet nos ha traído tienen, en realidad, un único punto flaco: este nuevo mundo, soñado por muchos, en el que la libre competencia hacer emerger a los mejores y los premia, en que las personas pueden organizarse sin que el estado los tutele y los controle, sólo es posible mientras siga existiendo Internet como una red de comunicaciones distribuida. Y para ello es indispensable que Internet mantenga su carácter neutro: es indispensable que ningún nodo obtenga capacidad de veto sobre otro.

(Las negritas son mías)

Lento hundimiento en el fango

Leído en The Verge.Com gracias a la mirada siempre crítica y atenta de @omarpaganini.

Late on a Saturday evening in San Francisco, at a party filled with tech workers, people keep retreating to odd corners to stare at their phones. This happens at every party these days, of course, but what’s different here is that the partygoers are all staring at, and talking about, an app called Secret. Lately it’s been topic number one among Silicon Valley tech workers, venture capitalists, and the media who cover them. All around San Francisco, people are devouring their Secret feeds, with their unpredictable mix of sex, drugs, and industry gossip. Valentine’s Day threesomes, photos of your best weed, blow jobs in the restaurant kitchen — it’s all here, maybe true and maybe not, but guaranteed to get you guessing about who posted it.

The secrets have all been posted by your friends, though you’ll never know which friend: Secret is “anonymish.” It’s a feed of gossip created by the contacts in your iPhone, but labeled only as being from a “friend” or “friend of a friend.”

(…)

Over the weekend an unknown friend confessed to having oral sex in a bar that I go to sometimes, and immediately I drew up a list of suspects in my mind. I narrowed the list to two, and texted one of them. “It’s true one of us posted the secret, but no blow jobs were actually had,” came the reply. I didn’t know whether to believe him or the original secret.

Hay que leer todo el artículo, pero como verán trata sobre la pen-última app de moda en el Sillicon Valley: Secret. Y produce espanto. Esta vez no por las preocupaciones por la privacidad entendida como derecho, sino por la prescindencia grosera y banal, de ella, como valor.

– A más de uno el artículo le hará recordar el triste episodio de Santa Teresa. –

Me dirán apocalíptico… pero me parece que la virtualidad tiene una arista cada vez más nítidamente perversa (¿parejas diciendo anonimamente que pintó una felacion en un bar? ¿es necesario?) y que (¿nos?) arrastra cada vez más hacia la perdida del afecto real.

Como alguien me dijo una vez: no hay abrazo virtual que suplante al de verdad.

Para algunos… la soledad será, inevitablemente, un estilo de vida.